Saltar al contenido

Las Mejores Mesas Vintage

Bien sabemos que la moda vintage parecía una opción sin oportunidad alguna en contra del minimalismo, pero resulta que no fue el caso. Ahora al ver a todos lados podemos encontrarnos con la nostalgia de años pasados y de estilos, quizá, más vistosos que los que nuestro tiempo se ha ideado.

Es por eso que acá te dejamos un listado de qué mesas puedes usar para combinar con tu mobiliario estilo vintage.

Tipos de mesas Vintage

Mesas de madera vintage macizas: la madera con la que están construidas es natural.

Mesas vintage para exteriores: está pensada para espacios exteriores como jardines.

Mesas vintage grandes: mesas de al menos 20 años de antigüedad de gran tamaño.

Mesas vintage redondas: se alejan de las mesas rectangulares tradicionales y apuestan por un diseño redondo.

Mesas vintage para bodegas: están ideadas para estar en bodegas.

Mesas vintage para comedor: mesas del tamaño suficiente para funcionar como mesa de comedor.

Mesas vintage para cocina: son mesas de al menos 20 años pensadas especialmente para la cocina.

Mesas vintage industrial: el diseño fue basado en los elementos base industriales como la madera y el acero.

Características de las mesas vintage

Cuando hablamos de mesas, independientemente del estilo, solemos pensar en este tipo de mesas: Una mesa sencilla, grande y muy resistente. Las mesas vintage son el tipo de mesas ideales para usar como comedor en un salón.

Mesa Vintage para salon

Además, no podemos negar el genial estilo que este tipo de mesas le da al ambiente donde se encuentre. Bien combinada puede dar un hermoso toque antiguo, o en decoraciones temáticas incluso puede servir para añadir un toque clásico al lugar ¡todo depende tu creatividad!

Los exteriores son muy valorados en la decoración de los hogares más modernos y con mejor estilo. Por eso, una mesa vintage para tu jardín o porche no puede faltar en tu decoración.

 Para empezar, tienes muchos estilos para elegir: Una mesa redonda puede ser tu mejor opción si lo que quieres es un pequeño lugar para tomar el té, o una pequeña y más baja para colocar al lado de tus asientos en la piscina. Puedes incluso optar por una de gran diámetro si quieres tener un lugar especial donde cenar con tu familia.

Se suele decir que grande significa mejor, así que una mesa de buen tamaño no hace más que añadir estilo y utilidad a tu hogar.

¿Por qué elegir una mesa de gran tamaño? Para empezar, si vives con tu familia o sueles organizar fiestas y/o reuniones, estas agregan un cálido añadido a tu recibo o a tu zona de entretenimiento.

Por otro lado, si eres un aficionado al bricolaje, a la electrónica o incluso a la carpintería, no puede hacerte falta un sitio donde hacer esos trabajos manuales más minuciosos. Con una mesa amplia, podrás trabajar cómodo y sin preocupaciones de perder o confundir tus piezas. ¿Ves? ¡Son todas ventajas!

Tipos de materiales utilizados en las mesas vintage

Maderas hay muchas, y estilos para elegir los hay más. Barnizadas o no, en autoclave o no. Abeto, roble, abedul, caoba o incluso pino. Hay muchísimos tipos de maderas de los cuales puedes elegir.

Las maderas más sutiles son el abeto y el roble, con colores que uno esperaría de la madera “clásica” y con la textura y olores típicos de esta. Sin lugar a dudas con estas opciones podrás mantenerte en lado menos vanguardista sin renunciar a ese estilo retro que buscas.

Acabados y tamaños de las mesas vintage

Acabados hay para todos los gustos, ya que el estilo vintage o retro se refiere a cualquier cosa más vieja que nuestra década, así que te puedes encontrar todo tipo de acabados.

El barnizado en negro es muy común, ya que recuerda mucho a los tiempos victorianos y a esas antiguas casas coloniales de estilo muy sofisticado y señorial, además de darle un toque de contraste a tu casa.

Mesa vintage redonda

También es normal encontrarse con un estilo clásico, que si bien se ve un poco más serio es una alternativa muy chic y además amigable con el hogar.

Los tamaños, como es de esperarse, se deben adecuar a tus necesidades. Las mesas más sencillas, como las de té, no suelen sobrepasar los 60 o 70 centímetros cuadrados.

Por otra parte, las mesas del comedor y de trabajo suelen pasarse sobradamente de estas medidas, llegando hasta unos generosos 100 o 120 centímetros cuadrados que te permitirán trabajar o disfrutar un rico almuerzo familiar con la mayor comodidad posible.

Características generales del estilo vintage y la mesa como elemento paradigmático

El estilo vintage tiene una cualidad muy importante: es muy, muy amplio. Cualquier estilo que sea diez o más años más antiguo que el año en curso puede considerarse retro o vintage.

En el caso de las mesas, el vintage se suele referir a esos años más tempranos del siglo XX o incluso de finales del XIX o XVIII, ya que son épocas que se recuerdan sobre todo por su sofisticación y extravagancia a la hora de adornar y construir sus edificaciones.

La mesa de época, por tanto, representa no solo el tiempo pasado de la historia, sino también el cómo puede definir el punto central de una habitación o área donde se halle radicada, ya que suele llamar la atención y más si tiene algún que otro adorno sobre ella. En definitiva, una mesa de madera retro es perfecta para llamar la atención del tiempo.

Motivos para comprar una mesa vintage

Si aún no te decides por comprar una mesa vintage checa los siguientes motivos para hacerlo. No te arrepentirás en lo absoluto.

Aquí las razones para adquirir una mesa vintage:

  • Las mesas vintage combinan muy bien con prácticamente cualquier estilo de casa.
  • A pesar del tiempo que suelen tener estos muebles, las mesas vintage suelen ser muy resistentes y duraderas por la forma en la que fueron construidas.
  • Las mesas de madera vintage aportan sofisticación a cualquier ambiente, puede combinarse con estilos modernos y darle un toque muy original a la habitación.
  • Por lo general, son muebles que pueden conseguirse muy baratos o a muy buen precio en el mercado.

Otras páginas con interesantes novedades: